27 de abril de 2011

Masajes calientes con velas eroticas

El contacto físico de un masaje permite descubrir posibilidades eróticas infinitas. El contacto, la presión, la suavidad de las caricias, el olor de la piel o el olor del aceite de masaje. Un masaje puede servir para calentar el ambiente antes de un encuentro sexual disfrutando del contacto mútuo de las carícias. Un masaje es una manera de dar y recibir placer.

En vez de utilizar una crema o un aceite de masaje, te proponemos que utilices la cera caliente de una vela que venden en tiendas eróticas. Es la vela de masaje Shunga, está hecha a base de cera de soja, que se calienta pero no quema ni se vuelve sólida con el contacto de la piel, lo que permite hacer masajes calentitos con la cera fundida. Disfruta de la sensación del aceite caliente de la vela extenderse por tu cuerpo, siente su calor mientras las manos de tu pareja hacer la presión justa por tu espalda para estimular cada milímetro de tu piel. Una forma diferente y sensual de dar un masaje.

Cómo usar la vela de masaje Shunga
Encender la vela durante unos 10-15 minutos para que se funda la cera. Cuando parte de la cera se haya vuelto líquida, apagar la vela, y verterla sobre la zona a masajear… puede ser la espalda, los muslos, los pechos… ten en cuenta que la cerá liquida estará caliente, lo que provocará que se te erice la piel de placer. Masajear suavemente repartiendo el aceite caliente por todo el cuerpo.

Otras ideas para usar la vela:
Vierte la cera gota a gota por diferente partes del cuerpo de tu pareja. Una gota calentita en un pezón. Otra gota calentita en el ombligo. Una fila de gotitas por la espalda.
Tapa los ojos de tu pareja con una venda o antifaz. Empieza con un masaje suave en seco. Cuando no se lo espere, vuelca el aceite caliente por su cuerpo. La sopresa del calor inseperado en su cuerpo a la vez que siente como se desliza la cera por su cuerpo, le hará estremecerse de placer.
Dibuja un corazon en cada uno de tus pechos con la cera líquida y pídele que te los masajee.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada